Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Volverán.

20080408022309-copia-de-foto-de-redel.jpg

Por: Elizabeth Silva Rodríguez.

El incumplimiento de las disposiciones jurídicas, la transgresión de la ley y el injusto encierro de cinco jóvenes cubanos que luchaban contra el terrorismo, son hechos reales e inconcebibles del gobierno estadounidense que de manera inicua encerró sin pruebas, en la más franca violación de las leyes de ese país, a René González, Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Desde el mismo momento en que los cubanos conocimos la noticia del encarcelamiento ilegal de estos compatriotas emprendimos la lucha por su excarcelación.

Esta ciudad no fue la excepción. Muchas voces se alzaron desde entonces para condenar este hecho sin precedente en la historia judicial de Estados Unidos.

Redel Quevedo Carreño, es un hombre conocedor de leyes, de la verdadera justicia, la que mantiene la balanza en equilibrio, la que no toma partido a favor de los intereses de alguien, sino la que está al servicio de la verdad.

Este humilde hombre de pueblo ejerció por más de veinte años como juez y fue uno de los primeros puertopadrenses en comunicarse con los cinco jóvenes prisioneros políticos del imperio.

Nos refiere Redel que estos cinco hermanos son merecedores de que el pueblo de Cuba y el resto del mundo conozcan la situación en que se encuentran, lo injusta que ha sido esta decisión del Gobierno de Estados Unidos, confinarlos en el hueco sin tener siquiera acceso a la comunicación con sus familias.

Agrega Redel Quevedo, que es razonable reconocer la trayectoria de estos compañeros, sus principios, lo que han hecho y lo que seguirán haciendo en su lucha contra el terrorismo. Por todos sus méritos, por su entrega a una de las causas más justas que se conocen: preservar la vida de los demás y mantener la dignidad a la altura de sus convicciones constituyen un ejemplo digno a imitar,son merecedores de eterno tributo por estar al lado de los humildes y  de la verdad.

Todas estas razones movieron a este jurista a enviarle el agradecimiento a los cinco jóvenes que decidieron arriesgarlo todo por preservar la paz.

Condiciones infrahumanas, lugares inhóspitos y el cruel rigor del sistema penitenciario,hicieron gala de presencia en el caso de los luchadores antiterroristas cubanos detenidos en cárceles estadounidenses.

A pesar de todo esto, no flaquearon, trataron de sobornarlos, pero su dignidad, decoro, la correcta formación en los principios del amor a la patria y a la justicia prevaleció, son jóvenes inspirados en el ejemplo del Che que lucharon por salvar a nuestro pueblo e incluso al norteamericano de las garras del terrorismo.

Como jurista, como juez del Tribunal Provincial considero, expresa Redel Quevedo Carreño, que este juicio fue amañado, que ninguna ley puede concebir como los imperialistas con sus leyes utópicas e inhumanas, acusaron sin pruebas a estos hombres.

Desde el punto de vista legal, agrega Redel, no hay nada que pueda, no hay razones para hacer un juicio de esa índole, solamente amañado como lo hicieron, por conveniencia.

Ellos no son espías, fue un proceso preparado por la mafia anticubana radicada en Miami, impulsada por el odio del Gobierno de estados Unidos hacia Cuba.

Redel Quevedo Carreño hace énfasis en que la presión del pueblo norteamericano, con el conocimiento de la verdadera lucha de los Cinco jóvenes cubanos prisioneros en cárceles estadounidenses, conociendo la verdad acerca del caso y el apoyo del noble pueblo norteamericano, al igual que lo hicieron en el caso de Elían, la solidaridad y la verdad triunfará, estamos convencidos que Fernando, René, Gerardo, Ramón y Antonio ¡¡¡ VOLVERÁN ¡¡¡.

 

 

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris