Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Injusticia repetida

20091127043844-images.jpg

Por: Elízabeth Silva R.

La furia de la guerra cayó sobre ocho  estudiantes inocentes,  condenados a muerte en la plenitud de sus vidas.

Ignominias, calumnias y ansias de venganza fueron el móvil del crimen de estos jóvenes, que en la candidez de su edad  no vislumbraron  los riesgos.

Ninguno advirtió el peligro, ni albergaron malicias en sus corazones, al tomar una flor o empujar el carro donde conducían los muertos.

Odio y  represalia a lo que ellos podían representar, en un país que se alzaba contra el colonialista.

Calumnias jamás comprendidas, actitudes crueles de un gobierno que sentía profundo desprecio por los cubanos, por la actitud heroica, por la defensa de la patria.

Los estudiantes de medicina eran apenas niños y en acto de prepotencia y crueldad, las leyes españolas  NO los  perdonaron.

Pero el decoro siempre se alza, un abogado español, actuó con justicia y salió en defensa de estos jóvenes, poniendo en alto el honor y caballerosidad de este gran hombre: Federico Capdevila, reconocido así por José Martí.

Los estudiantes de medicina en un sueño de sangre,  salieron sin culpa y sin miedo a la vida.

Hoy, la historia se repite. Cinco jóvenes cubanos llevan en prisión más de once años, en cárceles de Estados Unidos, a pesar de su inocencia.

Pero al igual que un español con decencia se levantó y  los defendió,  otros lo hacen y luchan, para que  nuestros hermanos sean liberados y nada ni nadie podrá evitar que la justicia llegue, porque ellos son como un fuerte árbol que prolifera sus raíces.

27/11/2009 04:39. jairis Leer artículo. Historia

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris