Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Petición de niños.

20081114043612-images.jpeg

Por: Elízabeth Silva R.

Cuando nuestros niños conocieron la noticia de la detención de cinco cubanos, que dentro de las filas del enemigo evitaban que actos terroristas cegaran  las vidas de personas inocentes, emprendieron el camino del conocimiento de la verdad, de reconocer cuántas ilegalidades  se cometen contra estos valientes hombres confinados sin causa alguna en las mazmorras del imperio y desde sus sueños  se los imaginan junto a ellos, libres, como debe ser su verdadera condición.

En el seminternado Camilo Cienfuegos, un grupo de alumnos que participan en talleres dedicados a estos luchadores, reconocen las ilegalidades de que son víctimas.  Ariadna Pérez, alumna de 6to grado opina que René, Gerardo, Fernando, Ramón y Antonio están presos injustamente en  las cárceles de Estados Unidos, que todo cuanto hacen con ellos, es una verdadera injusticia,  ni siquiera les permiten ver sus  familiares.

Allí  aprenden a conocer la verdad sobre los Cinco, a saber que estaban  cumpliendo con el deber de hombres honestos y altruistas, con su deber con la patria, que no mataron a nadie,  que sus manos no están manchadas de sangre, sino que eran como palomas en busca de paz , Ellos  confían en el regreso a  nuestra patria; el pionero Ricardo Aróstegui, alumno de segundo grado, a pesar de  ser pequeño, posee enormes conocimientos y fue capaz de expresar  con  gran emoción la necesidad de que se haga justicia, porque son inocentes, además, él está convencido de que los Cinco,¡ volverán. ¡

Formar a un niño es como crear  una gran obra de arte y más aún  inculcarles valores, para que perduren toda la vida. En esta importante labor, el ejemplo de René, Gerardo, Ramón, Fernando y Antonio, como hombres educados en una sociedad como la nuestra, constituye un paradigma para los pioneros. Así lo expresa Gabriela del Mar Fernández, una pequeña muy expresiva e inteligente, alumna de segundo grado, del seminternado Camilo Cienfuegos, quien refiere que quisiera ser como los Cinco, honestos, valientes,  con mucho amor para repartir a las personas y defenderlas, porque ellos luchan por la paz del mundo.        
Cada tarde, al culminar la docencia en el seminternado Camilo  Cienfuegos, la bibliotecaria, Milagros Gutiérrez se dedica a realizar diferentes acciones para que los niños conozcan, que dentro de Estados Unidos, en cárceles distantes,  frías y oscuras, hay cinco cubanos detenidos sin causa ni justificación alguna, solo por defender a Cuba de ataques terroristas.

La profesora Milagros, luego de su horario de trabajo, realiza actividades que  despiertan el interés en los pequeños por el conocimiento de la verdad de cinco cubanos que estuvieron dispuestos a resguardar su patria de ataques enemigos, que tantas muertes ha cobrado; trabaja incansablemente, con ideas creativas e iniciativas que permiten que los educandos del seminternado Camilo Cienfuegos, de Puerto Padre, aporten acciones a esta hermosa causa, que estos niños unan sus manitas con los infantes de todo el mundo, en especial, con los de Estados Unidos, para que sepan que una niña cubana, Ivette , la hija de René, no puede estar con  su padre porque las leyes norteamericanas se lo impiden y ellos exigen que se acabe esta injusticia.
 

 

14/11/2008 04:36. jairis Leer artículo. sin tema

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris