Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Homenaje

20150621050958-sunp0074.jpg

El amor a papá es digno de honrar cada día; al igual que mamá vela por sus hijos, desde el primer llanto hasta el largo recorrido por la vida.

Ellos son esos amigos fraternales que están siempre, requiriendo travesuras, protegiendo  sueños y enseñando cualidades.

Cada éxito del hijo lo hace suyo disfrutándolo con orgullo; en momentos difíciles son los que ponen su hombro, dan un sabio consejo y tributan una suave sonrisa, o quizás no falte el regaño fuerte impregnado  de amor y dulce consuelo.

Él luchará por alcanzar lo inalcanzable para cumplir con su deber y ser ejemplo de conducta digno a imitar.

Sentir la necesaria presencia en cada momento importante del hijo es su divisa principal, a la que nunca faltará la mano tendida en tierno gesto de protección.

Papá siempre está ahí, al lado del hijo, con el corazón estremecido o la frente arrugada, quizás lejos o cerca, pero estará.   

21/06/2015 05:09. jairis Leer artículo. Historia

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris