Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Isla de amor

20091122033758-images.jpg

Por: Elizabeth Silva R.

Mi país es una isla de amor.

En ella las niñas y niños viven felices y son dichosos, sobradas razones tenemos para expresarlo.

Los infantes son protegidos por nuestro sistema social, tienen derechos que son respetados; el derecho a la libertad, a correr libremente por las calles, montar bicicletas, correr en los parques, jugar en sus portales sin peligro de ser raptados, ni  vendidos,  tienen el derecho de  ser atendidos por las instituciones de salud de forma gratuita y la garantía de inmunización contra enfermedades, que en países desarrollados , les puede costar la vida, aquí no, todo el sistema de salud está a su alcance y sin costo alguno.

Es más, desde antes de nacer las niñas y niños de mi país, ya son atendidos y vigilados con esmero para su desarrollo futuro, para ello se utilizan estudios muy sofisticados, a la altura de cualquier país del primer mundo, como son  el Alfa Feto Proteína, la Amniocentesis, ultrasonidos genéticos, translucencia nucal y otros más, que son muy cuantiosos y no están al alcance de todos en países capitalistas. En mío se hacen gratuitamente.

Mi nieta tiene el derecho a  expresar sus criterios y ser escuchada, a caminar con libertad, jugar con los vecinos sin preocupaciones ni temores, a asistir a la escuela sin pago alguno, a visitar instalaciones culturales y deportivas, ella puede acceder a todos los privilegios que le proporciona esta isla de amor.

 

22/11/2009 03:38. jairis Leer artículo. Política

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris