Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

La esclavitud, condición humana degradante.

20081010043914-carloman.jpg

Por: Elízabeth Silva Rodríguez.

“ El vil no es el esclavo, ni el que lo ha sido, sino el que vio este crimen, y no jura,  ante el tribunal certero que preside  en las sombras, hasta sacar del mundo la esclavitud y sus huellas.” Así valoró José Martí, quien vio   azotar un esclavo en su niñez y se juró desde entonces su defensa.

Por eso, para acabar con esa bochornosa y gran pena del mundo, es que Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria Cubana, le dio la libertad a sus esclavos el 10 de octubre de 1868.

Considerada la esclavitud como la condición humana  degradante, donde el hombre no es dueño de si mismo, ni de su fuerza de trabajo, ni de su trabajo y mucho menos los resultados de éste.

¿ Qué  categoría puede ser esa que el hombre no puede decidir sus acciones y su vida :?

¿ Tenían ellos la culpa del color de su piel, de las tragedias vividas desde su traslado de África a Cuba.?

La actitud posesiva y atroz de sus dueños les posibilitaba una vida sin motivaciones, colmada de maltratos y tristezas.

¿ Es que acaso el esclavo no tenía derecho a la vida como personas .?

Sometidos a largas jornadas de trabajo, en condiciones infrahumanas, al compás del látigo del amo, eran los encargados de las labores más brutales.

Por eso, y para borrar para siempre esa afrenta bochornosa, Céspedes liberó a los esclavos y le dio la posibilidad de vivir en libertad, como seres humanos, con dignidad y derechos necesarios.

Precisamente este día, 10 de octubre de 1968, al liberar los esclavos, inicia la guerra de independencia en la isla, la abolición de la esclavitud marcó para siempre las honrosas páginas de la historia.

 

 

 

 

10/10/2008 04:39. jairis Leer artículo. Historia

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris