Facebook Twitter Google +1     Admin

" Morir no es nada, morir es vivir, morir es sembrar." José Martí.

Homenaje.

Por: Elízabeth Silva Rodríguez

Santa Cecilia, diosa protectora de los músicos posó sus sabias manos en el nacimiento de un niño para que tuviera por siempre un ángel, el don de un oído perfecto y una maestría inigualable en la ejecución de la música.

El niño, que vio la luz al mundo por primera vez un día como hoy pero de mil 882, fue Cipriano Ignacio Torres, Maestro de Maestros, una personalidad del pentagrama que llenó y llena de orgullo a este pueblo por sus cualidades excepcionales como artista, como persona y por el inagotable legado que nos dejó.

Gracias a él, los puertopadrenses tenemos el privilegio de contar con una Banda de Concierto que es orgullo no solo de nosotros, sino del territorio oriental y el país.

Aquel niño engrandeció el arte con su nacimiento, se convirtió en un hombre, patrimonio de todos los que amamos la más bella forma de lo bello, la música.

Cipriano Ignacio Torres fue traído al mundo por la música y para la música, que se traduce en un intenso quehacer artístico, en una escuela de formación de nuevos talentos.Con la sapiencia y creatividad de la naturaleza, no por capricho de ésta sino por su sabiduría, lo dotó de tantos prodigios que fue capaz de proliferar su misión en su hijo Luís Ignacio Díaz, que cual predisposición genética y obra del ejemplo y el amor heredados de su padre, los originales e inigualables conocimientos por el pentagrama, lo dotó de maestría y cualidades inherentes solo a los ángeles.

La conciencia artística y la influencia de Cipriano Ignacio Torres fue tan amplia, que marcó a su hijo para siempre. Luís Ignacio Díaz también dejó una extensa obra como músico y como formador de nuevas generaciones de éstos, seguidor de su padre en el garantía de la Banda Municipal de Concierto, a la que le dedicó la vida al igual que él.

De generación en generación, la familia Ignacio, sembró una semilla que continúa germinando en su nieto y biznieto.

Cuando se hace una obra como amor y por el bien de la humanidad, ésta perdura por siempre, por eso en este Día del Músico puertopadrense, agradecemos a la vida que nos diera a esta hermosa familia de artistas para que la Banda Municipal de Concierto, institución creada por Cipriano Ignacio Torres y continuada por su hijo Luís, su nieto Ramón y su biznieto Luisito, nos acompañen siempre.

29/05/2008 20:47. jairis Leer artículo. Culturales

Comentarios > Ir a formulario



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris